G L O B E L I N E S

El transporte marítimo es en la actualidad el principal medio de transporte para el comercio internacional. El uso de contenedores marítimos para el transporte de mercancías es ampliamente usado en todo tipo de industrias, por ejemplo: para el transporte de alimentos y bebidas, en el sector de la construcción, en la industria automotriz, aeroespacial, moda, petróleo y energía. Nicaragua tiene una posición geográfica muy importante para el comercio internacional ya que el acceso a ambos océanos por lo que lo convierten en un país clave para el transporte marítimo internacional entre los puertos del continente americano y zonas geográficas como Asia y Europa.

En GLOBELINES contamos con la experiencia e infraestructura necesaria para cubrir todas sus necesidades de transporte internacional vía marítima. Brindamos el servicio de flete marítimo de mercancías más flexible y seguro en las modalidades de Contenedor Marítimo Completo (FCL) o de Contenedor Marítimo Compartido (LCL). Nuestros precios de transporte marítimo son los más competitivos en el mercado.

Ofrecemos:

 

  • Servicio de transporte marítimo internacional adecuado a las necesidades de cada tipo de carga, cliente y/o negociación de compra-venta.
  • Atención personalizada.
  • Servicios de Despacho Aduanal nacional.
  • Servicio Web Tracking Logístico.
  • Cotizaciones de fletes marítimos internacionales en menos de 24 horas (Puerto-Puerto).
  • Servicio FCL y LCL

FCL Y LCL: ¿QUÉ SIGNIFICAN?

Básicamente, tiene disponibles dos modalidades para transportar su carga en un contenedor.

FCL (Full Container Load) le ofrece la posibilidad de enviar su carga en un contenedor que se empleará exclusivamente para transportar sus mercancías. Es la mejor opción con grandes volúmenes de carga o en caso de cargas delicadas o valiosas.

LCL (Less than Container Load) es como un contenedor recolector. Sus mercancías comparten el contenedor con otras cargas. De este modo, podrá contratar exactamente el espacio que su carga realmente necesita. Estaremos encantados de ayudarle a elegir la modalidad que mejor se ajuste a su envío.


FCL y LCL: cuándo es mejor una modalidad o la otra

Por norma general, los FCL son adecuados para grandes volúmenes. El remitente carga el contenedor y el destinatario lo descarga. En este caso, dependiendo de la operación comercial, nuestro cliente tiene la posibilidad de elegir entre una variedad de servicios y, por ejemplo, escoger la primera embarcación que vaya a zarpar, la más económica o la más rápida.

LCL vale la pena con envíos de tamaño más reducido. Esta modalidad nos permite combinar envíos de varios clientes. Así, los costes del transporte marítimo pueden repartirse entre varios clientes. La carga se llevará a un almacén, se colocará en el contenedor conforme a las normativas marítimas y se transportará a la embarcación. En el puerto de destino, se abrirá el contenedor y los envíos unitarios se transportarán al destino previsto. Para determinadas operaciones comerciales ofrecemos opciones LCL-Express.

Por ejemplo, si un cliente necesita embarcar una entrega urgente de Shanghái a Nueva York, la carga se enviará por mar hasta Long Beach, Los Ángeles, y desde allí se transportará en camión hasta Nueva York. De este modo, los plazos se reducen en comparación con un transporte solo por mar. Además, esta modalidad rápida resulta más económica que enviar las mercancías por transporte aéreo. 

es_ESSpanish